jueves, 26 de febrero de 2009

El fin está cerca: el Kindle es la señal


El Kindle, el lector de libros electrónicos de Amazon, tiene una nueva versión. Al igual que la inicial, solo está disponible en los Estates porque está amarrado a un sistema de ventas y suscripciones que funciona con redes celulares. La Whispernet permite comprar con un botón, muy rápido, los 240.000 títulos disponibles.

Más allá de posibles planes a futuro para el resto del mundo, la gracia más interesante del Kindle es que podría servir como mecanismo de distribución de diarios con una eficiencia y bajo costo impresionantes. Un análisis bastante simplón de un sitio web del valle del Silicio permite pensar que para un diario con muchos suscriptores, como el New York Times, dejar de imprimir y regalarle a sus suscriptores un Kindle equivaldría a un ahorro de 300 millones de USD al año...

Claro, no va a pasar de inmediato. El Kindle no es muy acogedor con la publicidad, no tiene color, y siempre está el mercado de suscriptores de algunos días o el de compradores en el puesto de periódicos. Pero igual: ya hay una pista que para dentro de pocos años, conforme e-Ink tenga versión a color, se encuentre un modelo de ventas para los productos anunciados en el diario que funcione con la misma simplicidad de la Whispernet, y el público se sienta cómodo con la idea, los diarios tendrán que estimar qué vale la pena más: seguir matando árboles o depender completamente de versiones electrónicas.

No solo es la web, entonces. No me imagino al Trome vendiéndose en el Kindle en 10 años, pero sí a muchos diarios y revistas a través de un soporte que, encima, parece un PADD... y entonces será cuestión de tiempo para que el papel, poco a poco, desaparezca. Tal vez en 15 años, o 20, las malcriadas sean solo digitales.
-

5 comentarios:

Frank Casas dijo...

Y hasta que esto suceda, este lector de ebookks irá mutando en software y hadware.
No me imagino a los fonavistas leyendo "El Sol de oro" en formato PDF, o a los palomillas comprando su software del "chesu".
Ahora bien, habría que analizar que tipo de negocio harán con los ebook. Tal vez dejará de ser gratuito.

Saludos!!

Techtulia dijo...

Hola Eduardo:
En efecto, el Kindle marcará una nueva etapa en el delivery de contents en la Web, que más allá de la novedad, supone el reconocimiento de la tendencia dominante para las telco: El negocio está en los contenidos. Kindle, como indicas corre sobre Whispernet que funciona sobre una conexión llamada EV-DO (Evolution Data Optimized) provista por el operador Sprint Nextel, el que comercializa este servicio como un “enhanced service” (VAS). Es decir, no se cobra un plan de datos o una tarifa particular para conectarse a Whispernet, sino tan sólo el precio de cada libro.
Otro dato interesante, es que EV-DO es un acceso de banda ancha que utiliza técnicas de multiplexación sobre redes celulares CDMA (Code Division Multiple Access), por lo que el Kindle sólo podría ser provisto en principio por aquellos operadores celulares con redes CDMA. Las redes CDMA a diferencia de las GSM o UTMS, cuentan con menor capilaridad en el mundo, lo que también puede condicionar la masificación del Kindle. Actualmente, EVDO ha sido desarrollado y comercializado en Nueva Zelanda por Telecom New Zealand, en Japón por KDDI, en Estados Unidos por Sprint Nextel y Verizon Wireless, en Canadá por Bell Mobility y Telus Mobility, en República Checa por U:fon, en Ukrania por PEOPLEnet, en Russia por Skylink y en Latinoamérica por Iusacell en México que aún no ha previsto el lanzamiento comercial.
Parece entonces que el “I-Pod de los libros” todavía tardará un buen lapso para llegar por estos lares.
Saludos!

Techtulia
http://www.semanaeconomica.com/users/12-maite-vizcarra/blogsto comercial.

Eduardo Villanueva dijo...

Maite, no me cabe duda, más allá de las redes que use, que el Kindle no va a venir al Perú, porque el mercado es enano. No vale la pena. Incluso si mueven la red a GSM, o cualquier otra alternativa tecnológica (WiBro en Corea por ejemplo), el determinante será el mercado de contenidos y la posibilidad de mantener los márgenes para editores y distribuidor. Por eso es que Amazon subsume el pago de la conectividad de la Whispernet en el pago de cada libro.

Yo tampoco me imagino a los lectores del Sol de Oro leyendo PDFs, pero es lo de menos. La transición ha comenzado y tranquilamente en 20 años tendremos convivencia entre el viejo y el nuevo orden. Frank, para cuando tú seas un viejito que lee el equivalente del Sol de Oro, lo harás en el Kindle XX (no es que te desee que seas un viejito fonavista ;))

Shingo dijo...

Yo creo que cuando la e-Ink sea a color y las empresas del porno vean que pueden revitalizar su sector de revistas, ahí será el comienzo de la nueva era (después de todo él fue el que mató a la betamax).

Y sobre los que no se imaginan a palomillas leyendo el chesu digital, supongo que son de los mismos viejitos que hace tiempo tampoco se imaginaban a adolecentes enviando SMS de amor con emoticones hechos de puras letras.

googlefreak dijo...

acabo de comprar un kindle q un amigo me lo trajo de usa y en dos semanas solo me ha conectado media hora, llame al soporte de amazon - kindle y por el voip de amazon a duras penas llegamos a comunicarnos.
No tengo quejas de la pantalla o la velocidad pero si de la famosa GLOBAL WIRELESS que no sirve.