miércoles, 4 de marzo de 2009

Sobre Edmundo Beteta

Creo que hay buenos motivos para pensar en la propuesta de Edmundo Beteta para contralor como una mala idea. Poca experiencia en el tema, mucha cercanía con un ministerio específico, falta de búsqueda de consenso. Pero me parece completamente inaceptable, digno de condena, que básicamente se le esté acusando de espía o quintacolumnista chileno.

Edmundo, a quién conozco hace más de veinte años, es un profesional de primera y un ciudadano que merece el respeto de todos. Nada hay en su pasado que justifique semejante despropósito, y francamente debería recibir una disculpa, incluso si no es designado contralor, por el maltrato.

Uds. dirán que nuestra clase política insulta a mucha más gente y de manera peores todo el tiempo, desde Kina Malpartida, pasando por el presidente Toledo, hasta los muertos por la violencia política, y tendrán razón. Pero igual: su padre podrá ser aprista, Edmundo podrá haber hecho su carrera en Chile y haber sido consultor o funcionario en el gobierno de ese país, pero sigue siendo un ciudadano que merece respeto. No se pasen. Y discúlpense.

Sobre lo mismo: Farid Matuk acota sobre el ecumenismo amical de Edmundo.
Jackie Fowks anuncia el anti-chilenismo.
-

2 comentarios:

erivas dijo...

Lo que no hace un "excelente profesional" es obtener un grado valiendose de artimañas, no mostrar claramente sus estudios. En el Peru como en USA hay universidades para todos los gustos y bolsillos. Puedo estudiar antropologia y luego de un post grado o maestria en derecho, soy abogado?

Eduardo Villanueva dijo...

¿Cuál artimaña? Edmundo terminó sus estudios de economía en la PUCP, y luego hizo una maestría en Georgetown. Solo un ignorante califica a cualquiera de las dos como universidades "para todos los gustos". El requisito, bastante estúpido, de pedir título profesional a alguien con grados académicos avanzados, tiene como salida legal aceptada y aplicada en miles de casos previos la convalidación de la maestría como título profesional, que permite la colegiación. También se aplica para el derecho, y si no te gusta, pide que el congreso lo cambie, no que las personas que quieren ejercer su profesión en el sector público dejen de usar este recurso.

Bastantes idioteces sobre la honra de Edmundo han sido dichas hasta ahora, y si bien no creo que políticamente sea una buena idea su candidatura, sería mejor mostrar argumentos en vez de patrañas e insultos mal disimulados. Y si quieres contestarme hazlo con nombres y apellidos, y acreditación para juzgar la calidad de universidades tanto aquí como afuera.