lunes, 24 de noviembre de 2008

La República... mejor, casi buena... CORRECCION: no, no es tan buena

EDITADA: mi opinión ha cambiado. Vean lo que digo más adelante

Anunciada con tiempo, y ya comentada por la muchachada bloguera (¿la blogachada?), la nueva web de La República aparece como una suerte de respuesta a cambios en otras webs, como la del Comercio, de Perú21 o incluso de Correo. Los "republicanos" han tenido tiempo de mirar tanto el mercado local, como el internacional, y hacerse una idea de qué hacer, y eventualmente de cuánto gastar, que me imagino es el mejor antídoto contra los delirios 2.o de algunos editores. El resultado no está mal, aunque le falta un poco, quizá un buen poco, para ser una buena web.

La República, diario esquizofrénico en la política a pesar de ser lo que generalmente podríamos llamar progresista o de izquierda, no ha tenido nunca una sección de tecnología y no se ha creado una imagen techno-savvy, como la que El Comercio intenta tener (aunque no creo que lo logre a satisfacción)., Esto, a pesar que los veteranos podemos recordar que La República fue muy audaz: allá por 1997 ya tenía una versión digital en regla, con contenidos casi completos en PDF. Tal vez incluso tuvo versiones anteriores, pero no tengo las "pruebas". Ergo, fueron avanzados para la época, pero como se fueron quedando, manteniendo una web más bien anquilosada, que siempre llegaba tarde a las novedades.

Esta nueva web sufre de algo similar, porque plantea un conjunto de buenas ideas, de otras no tan buenas, pero la implementación se queda corta. No parece ser el resultado de un equipo particularmente consciente de todas las posibilidades del medio, o de la manera de explotarlas al máximo. AÑADIDO: la idea de no establecer claramente la relación entre la versión impresa y la versión digital es terrible.

Entre otras cosas, sufre de "ultimominutismo", aunque de manera más sutil que Peru 21: sin seccionar el diario en "últimas/diario/blog" como lo hace Peru21, sí le da mucha más prominencia de la debida a las últimas, con el desmedro al contenido de fondo; me puedo imaginar que el día que la impecable y eficiente unidad de investigación destape algún caso enormemente importante para el país, se aplastará el "último minuto" para destacar, como se lo merecerá, la investigación. En otras palabras: se destacará el contenido editorial por encima de cables, de sueltos o de datos, de los cuales finalmente hay maneras de averiguar más eficiente (no, el caso del Morsa sigue siendo minoría: la forma más simple de averiguar resultados del descentralizado es prender la radio, o hasta mirar RPP, que finalmente es una radio "minuto a minuto".)

Al mismo tiempo, se coloca con mucho destaque una sección multimedia más compleja y rica que la de otros diarios locales, con el resultado que se aprovecha el medio web; este aprovechamiento es solo parcial, porque no se hace el trabajo completo.

Me explico: la sección de galería de imágenes permite escoger una serie de galerías que son, obviamente, las fotos que no se aprovecharon en el impreso de la cobertura de ciertos eventos. Excelente idea, porque nada como la web para hacer esto. Veo la visita de Jack Ma a Gamarra como una de estas galerías, y amplio una foto: el chinito que saluda, sin duda es Jack Ma. Mis patas Gonzalo y Elena están a su lado, y vagamente me parece reconocer al caballero al lado de Elena. Pero el diario, al parecer tras decidir que aquellos que verán sus galerías son conocedores de tutti il mundi, han optado por no poner un mísero epígrafe. La oportunidad de hacer fotoreportajes en la web, perdida por un detalle tan simplón como la falta de información.

Otro caso: tienen un ranking de "lo más leído" al lado de la galería. Buena idea: lástima que han mezclado contenido editorial, noticias y encuestas... Sin entrar a discutir para qué se sigue con esta necedad, con esta trivialidad de encuestas que no dicen nada y que apenas sirven para canalizar el ADHD de algunos lectores (bueno, ya dije algo), ¿cómo se puede mezclar cosas tan distintas como el contenido editorial, que hace al diario, con una encuesta banal por definición?

Sueltos: la separación de contenidos del diario mismo y los suplementos no me parece pertinente ni útil, porque finalmente se tratan de productos complementarios. Sacarlos como cosas distintas no ayuda a entender el diario como una unidad. No he podido ver las columnas, porque me bota un error de "acceso denegado". Como contraste, el tratamiento integrado de ciertos asuntos (petroaudios, por ejemplo) es bueno y muy útil: todo junto en un solo sitio, facilitando la lectura y la comprensión del tema. Es hasta un servicio público hacer esto. Y me parece un desperdicio no integrar completamente las ediciones regionales al sitio mismo, creando una continuidad noticiosa que no tiene sentido en el papel pero que sí sería muy atractiva en la web.

En un post anterior dije que las mejores versiones web de un diario son fieles al medio, tanto a la web como al medio periodístico mismo. Esta es fiel, si aceptamos la crítica que muchas veces se hace a la inconsistencia del diario para no llegar a ser verdaderamente un diario de izquierda (sea lo que sea eso en la realidad actual del país). Como lector (y comprador) diario de este diario desde hace unos veinte años, me gusta ver que se aproxima a ser un medio digital ágil, atractivo y competitivo; sus insuficiencias no me atormentan, aunque deberían ser enfrentadas para crear un producto de primera.

Me pregunto si las enfrentarán pronto o si las dejarán estar por otros cinco años, o hasta que algún mercachifle proponga la web "5.0" y los incautos corran a ponerse a la moda.

CORRECCIÓN: Hay un divorcio demasiado marcado entre las notas de la versión impresa y de la versión en línea que hace prácticamente incoherente este sitio web con la noción de que se trata de la web de un diario. Agradezco a Ocram hacerme notar este problema, que se agrava por la dependencia a issuu para ver la versión impresa. El diario aparece partido en dos, sin que podamos establecer si una nota es solo de la web, si es compartida con la edición impresa, o si es algo intermedio. Esto es realmente un problema desagradable.

-
Addendum: como lector cotidiano de la versión en papel, no miré la opción "Edición Impresa" en la nueva web, que corre en isuu, un servicio comercial que añade una capa intermedia entre un PDF y el lector. No me gusta. La imitación del dock del OSX me parece rebuscada; la navegación de las versiones ampliadas es mucho menos precisa que con Acrobat, y en general complica sin ofrecer nada especialmente útil, o que un simple PDF no ofrezca. Claro, simplifica la administración y permite saber quién se baja qué, sin que el diario tenga que administrar esta funcionalidad; pero esto no hace que me guste. Además, ojalá que isuuu no caiga en el camino...
-
Segunda addendum: Como Laslo Rojas hace notar, la decisión de usar isuu complica hacer vínculos directos a páginas o notas individuales, algo fundamental para los investigadores y para los periodistas. Otro motivo más para que no me convenza esa decisión. Por otro lado, el feed RSS está mejor presentado que el del Comercio, aunque no por ello sea más pertinente.
-

2 comentarios:

laslo rojas dijo...

hablando de ediciones regionales, haz visto la edicion de El Comercio en el norte? En su web no aparece por ninguna parte.

Eduardo Villanueva dijo...

Laslo, la verdad no me he interesado en estas ediciones regionales. Supe que iban a aparecer y que también iban a servir como experimento de un nuevo formato del diario, pero no mucho más. Pero no me extraña que no tengan presencia en el sitio web, que finalmente es más bien bipolar: la web es una cosa, el diario impreso otra.