martes, 3 de junio de 2008

Nos quedamos sin David Rivera

En periodismo económico, el Perú tiene dos lados: el panegírico empresarial o el academicismo de izquierda. Algunos comentarios de Javier Iguiñiz pueden ser simpáticos, Jurgen Schuldt escribe bien y es imaginativo para sus ejemplos, y Humberto Campodónico suele ser ligero en el buen sentido, por dar nombres, pero por lo general los académicos tienden a ser áridos y difíciles de entender para una lectura de domingo por la mañana. De la derecha, pues solo espero algo de variedad estilística en sus habituales letanías: menos estado, más liberalización de los mercados, menos derechos laborales, hagánle caso a Lourdes (en elecciones nada más).

Por eso David Rivera era tan bacán. Escribiendo en El Comercio, diario indiscutiblemente pro-empresarial, pero con inteligencia, ojo crítico e interés en ampliar el comentario hacia la sociedad, no achicarlo hacia el imaginario empresarial. Lástima, realmente lástima, que deja Día-1, el suplemento émulo del Financial Times (por el papelito rosadito, digo) de los lunes del Comercio. Un suplemento indispensable para conocer cómo marcha la economía del país, que estaba a cargo de alguien capaz de ver que el bienestar de todos no consiste tan solo en la opulencia de unos pocos.

Su despedida es de primera: una crítica directa a la completa medievalidad de nuestros capitanes de industria:
Señor presidente del gremio de gremios, Jaime Cáceres, y demás líderes empresariales, ¿qué entienden por inclusión? ¿Cuando mencionan la palabra, consideran que los involucra? ¿Cómo? ¿O creerán que es algo etéreo y para terceros? No vayan a quedarse con la boca abierta otra vez en el 2011. Están en (casi) nada.
Léanlo completo, y extrañen al chato. El buen periodismo ha perdido un adalid.

3 comentarios:

ocraM dijo...

yo también era fan. una verdadera lástima. en serio.

Jose Alejandro Godoy dijo...

Rivera supo mezclar libre mercado con discurso ético y sensibilidad social. Tal vez nuestros liberales económicos deberían aprender más de el.

MKT dijo...

Grande David! un gran aporte al periodismo peruano. Suerte y muchos exitos en tus proyectos.