lunes, 10 de septiembre de 2007

Jatrofa

Recuerden el nombre, y en particular la llamada Jatropha curcas, conocida en su Centro América natal como "piñón de tempate". Puede que en algunos años sea la salvación energética de la tierra. Como puede que no...

2 comentarios:

Roberto dijo...

eduardo, un par de comentarios. el uso de combustibles, ya sea la jatrofa o el que está de moda, el maíz para etanol, tienen un problema: su cultivo requiere muchos nutrientes.

ahorita estamos pasando una fase en la que los nitratos están subiendo de precio, fundamentalmente para el consumo del maíz. eso en desmedro de la agricultura para alimentación.

cuidado con eso.

mi otro comentario, off topic, tiene que ver con la configuración de tu blog. ¿puedes habilitar la opción de mensaje completo para poder leer tus posts en mi feed reader? gracias :D

Eduardo Villanueva dijo...

Rápida corrección de mi comentario anterior:

Gracias por las dos cosas, Roberto. Arreglaré lo de los feeds más rato.

La jatrofa tiene una huella ecológica significativamente menor que, por ejemplo, el maíz. Entre las razones está el ser mucho más eficiente en la producción de su aceite, requerir casi nada de agua y ser para todo efecto práctico una maleza, que crece sin mayor atención. Deja una pasta altamente nutritiva una vez extraida el aceite.

Ahora bien: no tengo idea si sirve para hacer plásticos y otros subproductos del petróleo. Tampoco está claro si tiene algún impacto ecológico en las tierras que la reciben. Y sobre todo: si todo el mundo se pone a cultivar jatrofa como loquitos, igual trae problemas de seguridad alimentaria y dependencia por monocultivos. O sea, no es perfecta. Nada lo es...