jueves, 18 de octubre de 2012

Felafacs 2012: la comunicación confundida

Esta por terminar el 14to Encuentro de la Federación de Facultades Latinoamericanas de Comunicación Social, en la Universidad de Lima. Un esfuerzo enorme de muchos: los directivos, la Facultad de Comunicaciones de la ULima, toda la gente involucrada desde los profesores hasta los alumnos que apoyaron. Eso, además, en el contexto de una Federación que cumple 30 años y que ha logrado una continuidad más que respetable.

La pregunta que surge, sin embargo, es el para qué. El Encuentro ha tenido buenas ponencias, algunas más bien convencionales; ha tenido presentaciones magistrales con el problema que estas suelen tener: no es fácil apelar al interés de 1500 personas que van desde estudiantes de pregrado hasta investigadores avezados. Pero me queda cuatro grands dudas, que además me han quedado tras cada uno de los seis encuentros de FELAFACS a los que he asistido:

  1. ¿Es posible hacer un encuentro de comunicación sin caer en las comunicaciones? Es decir, hablar de la comunicación es distinto a hablar de las distintas maneras como se comunica, en tanto profesiones o preocupaciones. El resultado es dispersión temática. Las ponencias sobre la comunicación no hacen un puente tan claro con las comunicaciones, ni siquiera con algunas de ellas. 
  2. ¿Es posible sostener el pensamiento crítico, más bien de izquierda, cuando las preocupaciones laborales son más bien de tipo comercial? La conexión entre las grandes dudas y respuestas tentativas del pensamiento crítico con lo que realmente tienen que hacer los comunicadores para salir adelante es un problema todavía por resolver. 
  3. ¿Cómo podemos avanzar como comunidad académica cuando hablamos tan distinto? Hay poca relación entre ponencias y posiciones a pesar que tratan de los mismos temas, y esto se debe a que las aproximaciones conceptuales tienden a ser muy poco parecidas y sobre todo, con vocación escasa de conversar entre sí. Otro gran pendiente. 
  4. ¿Vale la pena seguir hablando de América Latina? Finalmente es una abstracción, pero como que la hemos usado para diferenciarnos por lo malo: falta de irgor, falta de empiria, amenazas comunes y malos de la película compartidos. No es que no hayan pertinencia en muchos de estas entradas, pero igual... queda la sensación que nos escapamos a lo Latinoamericano porque no podemos conectarnos desde lo local  a la reflexión académica global. 

Ideas para conversar, ojalá. 

1 comentario:

Frank Casas dijo...

Me queda la sensación que el Congreso cae en el fiel reflejo de las agendas de los departamentos de comunicación universitaria. Al no tener claro qué "michi" es ciencia(s) de la comunicación lo más rápido es confundirnos. Existe una ola, justificada, de eventos (seminarios, congresos, workshops, conversatorios, etc) sobre temas de comunicación aplicada (marketing digital, publicidad, y algo de comunicación para el desarrollo). Y sin embargo, Felafacs, en ocasiones fue más de lo mismo. Me parece perdió un buen momento, y lo digo con respeto, para repensar el campo académico de la ciencia de la comunicación, desde adentro.

Sentí que muchas perspectivas de enfoque y análisis - especialmente metáforas - fueron duramente ajustadas hacia la realidad de los ponentes. Y es por eso que muchas de las charlas, incluido las magistrales, me parecieron tediosas, pobres y poco interesantes (academicamente).
Lo Digital, en algunas ocasiones, fue simplemente una muletilla para adornas (viejas) ideas.

Hace años, un grupo mexicano, Gucom, se dio el arduo trabajo de repensar el campo académico. Incluso, desmintiendo mitos, perspectivas y autores que por años fueron, y siguen siendo, lecturas obligatorias en los cursos de Teoría de la Comunicación. El grupo desapareció, pero dejó un gran legado que nadie ha retomado.

Fuera de esto, siempre será un placer saludarlo Eduardo.

Saludos