lunes, 11 de abril de 2011

Cinco conclusiones poselectorales

Podrían ser cincuenta, pero tengo estas cinco dándome vueltas desde ayer, y quiero compartirlas...
  1. Hay que saber hacer política: con sus limitaciones, Humala hizo política por cinco años; Fujimori, a través de su hijita y demás cómplices, también. Toledo creyó que podía pasársela fantástico dando charlas en los EEUU por cuatro años y medio para luego llegar y hacerla en una. Obviamente, lo que va a hacer ahora es irse de regreso a su refugio académico del primer mundo, del que me parece que mentalmente no salió nunca. Final casi previsible pero no por ello menos triste de alguien que encarnó muchas esperanzas pero regaló sobre todo desilusiones.
  2. La mediocridad no siempre gana: Castañeda es casi el paradigma no solo de la chatura intelectual, sino humana. Incoherente, sin imaginación, sin grandeza, anclado en una manera de hacer política sacada del manual más lerdo de la escuela Fernando Belaúnde, se va dejando la impresión que todavía cree que puede hacerla. Personaje lamentable, que sin embargo fue dos veces alcalde de Lima. Siquiera sirve de esperanza que ningún otro mediocre pensará que la hace con supuesta pendejada y a punto de concreto.
  3. Alan García es solo Alan García, no será nunca Piérola: el sueño húmedo de este personaje de cuento fantástico era entrar a la historia como un Piérola 2.0, cuyo primer gobierno fue una tragedia nacional mientras que el segundo fue la refundación de la República y veinte años (más o menos) de progreso y estabilidad (tampoco tanto, pero bueno). Salvo la catástrofe económica, y sin enemigo interno abierto, García II ha sido tan malo como el primero, dejando un valle de lágrimas, un crecimiento a ciegas, un estado sin rumbo salvo donde ya lo tenía, una serie de payasadas ministeriales (¿Alva Castro y Cabanillas de ministros del interior? ¿se acuerdan?) y una triste sensación de oportunidad perdida. Su discurso al ganar la segunda vuelta el 2006 me dejó la sensación que podía hacer algo, que había aprendido. No fue así, sino todo lo contrario: se mantuvo necio, terco e ignorante de la realidad, convencido de su auto-imaginada grandeza. El páramo que nos deja es lamentable.
  4. La bancarrota moral de la burguesía es patente: estas generalizaciones setenteras pueden sonar odiosas, sobre todo cuando las dice un miembro de la categoría que está siendo condenada, pero hay una diferencia enorme entre ser de derecha y votar consecuentemente, con aquellos que no solo decían, sino que se reían al decir "págale la multa a tu empleada antes que vota por Humala", "róbale el DNI al que quiera votar por Humala" y demás perlas. Realmente, una demostración no de ignorancia, que ya sería, sino de bajeza moral. Velasco habrá roto el espinazo económico de la oligarquía pero el primer candidato a empleado de una transnacional, con 4x4 y acceso a eisha, actúa como si fuera dueño de una hacienda azucarera en los años cuarenta... Sin negar la ignorancia de otros, ni su falta de visión de largo plazo, o las mezquindades varias que vemos cada día en las élites provincianas, es la burguesía, la limeña y la aspiracionalmente limeña, la que todavía no entiende "por qué los cholos no entienden nada", la que mantiene al país donde está.
  5. Dos frases para el mármol: "Se puede dudar de Ollanta, pero de Keiko tenemos pruebas", brillante Stephen Levitsky, que solo es comparable a "no han ganado los ignorantes, han ganado los ignorados". Algo queda de lo que ha sido un resultado lamentable. Lo de Fujimori es para llorar, pero lo de Humala tampoco es para dar saltos en un pie. A esperar y a vigilar.
-

11 comentarios:

Enrique Prochazka dijo...

"Vota por tu fascista de confianza".

Enrique Prochazka dijo...

"los pueblos que repiten su historia están condenados a olvidarla" (esto lo leí en otro blog, pero no soy bueno para hacer links)

Graphic dijo...

La realidad es que una gran parte de la poblacion es ignorada, marginada y se siente sin un lugar dentro de su propio pais. No digo q Humala sea el candidato q pondra fin a todo esto y cambiara la manera de pensar de muchos peruanos pero si entiendo claramente pq es una opcion para tanta gente en las sombras de la sociedad.
Yo vivo en el extranjero y no fui a votar. la mesa de votacion fue instalada demasiado lejos y ademas era un bonito Domingo como para ir a perder mi tiempo peliando y empujandome con gente que quiere gritar sus prejuicios ademas ninguno de los candidatos merecian para mi el sacrificio de un dia soliado

Richard A Vargas dijo...

La realidad es que una gran parte de la poblacion es ignorada, marginada y se siente sin un lugar dentro de su propio pais no digo q Humala sea el candidato q pondra fin a todo esto y cambiara la manera de pensar de muchos peruanos pero si entiendo claramente pq es una opcion para tanta gente en las sombras de la sociedad.
Yo vivo en el extranjero y no fui a votar. La mesa fue instalada demasiado lejos y era un bonito Domingo como para ir a perder mi tiempo peliando y empujandome con gente que quiere gritar sus prejuicios ademas ninguno de los candidatos merecian para mi el sacrificio de un dia soliado

Enrique Prochazka dijo...

Lógicamente, en cualquier caso, no puede haber ignorados si no hay alguien que los ignora. por lo tanto hay ignorantes, lo cual es una categoría que -me dicen- ha sido declarada políticamente desierta. No habiendo ignorante alguno, quién queda para ignorar a los ignorados?

Amazilia Alba dijo...

"no han ganado los ignorantes, han ganado los ignorados"
No se por que nadie se da cuenta de lo paternalista que es ese segundo termino que supuestamente redime al racista "ignorantes". Nadie puede pensar que simplemente hay gente que el sistema no le va, y que racionalemtne la mejor opcion es la que va en contra de la represion, contaminacion, corrupcion etc.

Eduardo Villanueva dijo...

Amazilia, tu comentario me parece muy condescendiente. Creo que hay mucha gente que se da cuenta que existe descontento e insatisfacción; un segmento de la población descontenta e insatisfecha puede querer otro modelo económico, no tengo idea del tamaño, y creo que realmente nadie puede afirmar que todos los insatisfechos quieren otro modelo. Pero la frase que comentas se remite a la actitud de los que llaman ignorantes a los que no coinciden con ellos, lo que no es únicamente racista dicho sea de paso.

En otras palabras: si llamas ignorante al que no vota como tú, es porque estás ignorando su existencia como ciudadano y su legítimo derecho a expresar su opinión. Es un porcentaje importante de peruanos que es ignorado a la hora de hacer políticas públicas, de planear el desarrollo económico, de imaginar el país desde Lima. ¿Dónde está el paternalismo?

Eduardo Villanueva dijo...

Enrique, los ignorantes son los que califican como ignorantes a los ignorados. Clarísimo como el cielo de Estocolmo en invierno (asumo). Obviamente si les preguntas a ellos, te dirán otra cosa.

Frederick Franz dijo...

Es imposible leer estos comentarios sin que se me venga a la mente un farse que afloro en una conversacion con un amigo: "La culpa es del APRA" y sin duda en el sur del Peru, el gobierno presidido por Garcia, no ha tenido una sola obra de envergadura, sin duda por citar una ciudad Cusco, que no es una region que se caracterize por el apoyo a la estrella, fue ignorada con visitas del presidente en donde este personaje no se dignaba en salir si quiera de las instalaciones del aerpuerto... hay tanto que decir pero no perdere el tiempo...

La cruda realidad del apoyo a Humala en el sur, es sin duda desconcertante, pudiendome animar a decir que incluso los que mas reciben del estado son los que apoyan a Humala...

Finalmente, mientras la educacion no sea por lo menos ligeramnete "descente", ¿la democracia sera la mejor forma de gobierno? ya que nos encontramos en este dilem como tantas veces por culpa de la mayoria.

Enrique Prochazka dijo...

Exactamente, Eduardo, eso es lo que afirmo. Estoy de paso por el transparente cielo de Lima. Un abrazo.

Eduardo Villanueva dijo...

Enrique, ¿dónde y cuándo? Mi correo sigue siendo el mismo de siempre.