lunes, 21 de enero de 2008

Cinco preguntas sobre Maestro Siglo XXI

Es un programa con potencial, pero lo más importante es que no sabemos todo el potencial que tiene. Me explico: las computadoras son por su propia "naturaleza", sistemas que pueden ser usados de maneras muy variadas y distintas. El propósito explícito de Maestro Siglo XXI (MS21) es "que les permita ponerse a tono con la cultura, publicaciones y conocimientos del mundo", en palabras del ministro Chang. Obviamente, las computadoras pueden terminar siendo usadas para cosas muy distintas, no todas relacionadas con la vida profesional de los docentes, y ciertamente ni siquiera por los profesores mismos, sino por otros miembros de su familia.

Igual, quisiera poner cinco preguntas sobre la mesa, que tal vez le sirvan a algunas personas para tomar mejor la decisión (porque no tengo la esperanza que nadie en el ministerio de educación se tome el trabajo de leerlas).

  1. ¿Por qué solo laptops? Podría ser tan útil o más, más práctico, más económico o mejor en términos de performance, más fácil de mantener y renovar, más seguro e incluso mejor desde un punto de vista ergonómico que se ofrezcan computadoras de escritorio (ya lo había dicho pero igual creo que es un comentario pertinente).
  2. ¿Por qué no incluir algún mecanismo de acceso a la Internet también? Resulta algo ingenuo pensar que sin acceso a la Internet, siquiera por vía telefónica, será posible hacer mucho de lo que se menciona. El acceso a la Internet es caro, y la banda ancha en particular es absurdamente cara. Sé que el ministerio ha hecho un censo sobre condiciones de vida de los maestros, y tal vez haya información precisa sobre cuántos podrían usar su teléfono para entrar a la Internet, pero igual, a los precios actuales, puede ser prohibitivo.
  3. Este bono es por una sola vez; ¿qué pasa cuando el docente quiere cambiar de computadora? ¿qué tal incluir a un precio cómodo un seguro contra robo o pérdida, para darle tranquilidad al docente frente a esta inversión?
  4. Esta hubiera sido una gran oportunidad de colocar contenidos y paquetes educacionales en las computadoras. ¿Por qué no se ha hecho?
  5. Asumo que, a pesar de su precio, las computadoras con Linux van a ser menos populares que aquellas con Windows, por la simple razón que el mercado ha acostumbrado al público a contar con Windows y el Linux es difícil de entender sin algo de familiaridad previa (no, no estoy flaming Linux, solo planteo una cuestión elemental desde la perspectiva del usuario más común o menos sofisticado, así que no se gasten si no están de acuerdo con este comentario). ¿Sabe alguien si hay medidas concretas de asistencia al docente que prefiera Linux? ¿O es más bien "autoayuda"? De no haber ningún mecanismo de asistencia, o las computadoras terminan costando más por el pago a asesores y entrenadores, o porque haya que instalar Windows (muy probablemente pirata); o el proceso de aprendizaje va a ser lento y el aprovechamiento también.

2 comentarios:

Jorge Meneses dijo...

Estimado Eduardo:
Veo que con referencia al mundo de Linux estás algo desactualizado. Desde la salida de la distribución Ubuntu (www.ubuntu.com) el uso de Linux se ha vuelto cada día más simple. Ya no se requiere de conocimientos técnicos para su utilización (ubuntu es super "user-friedly") y dentro de poco no se necesitará de ningún tipo de experiencia previa en el manejo de computadoras. Personalmente lo encuentro más sencillo de utilizar que un Windows XP (ni que decir del Vista) y desde hace un año lo uso como mi SO predeterminado (aun mantengo Windows sólo porque necesito un programa especializado). Es debido a su facil utilización y configuración que se ha vuelto tan popular y está empezando a surgir como una verdadera alternativa a Windows (por ejemplo, Dell ofrece PC's y Laptops con Ubuntu preinstalado desde el 2007, cosa que nadie podía imaginar hace un año). Saludos!

Eduardo Villanueva dijo...

Jorge, voy a matizar un tanto mi comentario: no es cuestión que el Linux, el Ubuntu o alguna de sus múltiples versiones no sea amigable: no es común y sigue siendo el reino del hacker. Te lo digo con experiencia en AIX, en Linux y ahora en OSX y su Mach subyacente, en donde hago muchas cosas y vuelvo a admirar la solidez y simplicidad del diseño. Esto no le quita que todavía estemos ante una propuesta que requiere mucho "hand-holding", y no del tipo que te puede dar tu sobrino que llevó informática en segundo de media, sino de un pata con conocimientos informáticos. Es más intimidante y puede ser más caro de lo que debería ser, de acuerdo; pero eso no quiere decir que no sea real. Cuando recuerdas que estamos ante un porcentaje ínfimo de los desktops del mundo con Ubuntu frente a la apabullante masividad del XP, entonces lo que resulta aparente es que cualquier opción que no sea XP requiere o de predisposición a la informática (que no todos tendrán) o de una red de soporte gratuita (que no todos tendrán) o plata para pagar las consultorías (que definitivamente será escasa). Frente a esto, el "sentido común" de Windows parece una opción menos compleja.