viernes, 5 de octubre de 2007

Latinoamerica avanza: dos IgNobels este año


América Latina no suele destacarse en investigación científica. Apenas dos premios Nobel, ambos a médicos argentinos, sirven como demostración, junto con la pobre producción de artículos académicos y patentes. Pero resulta que estamos mejorando. Si no ganamos Nobels, por lo menos ganamos IgNobels.

En el primero de los dos, investigadores de la universidad de Quilmes, en la periferia de Buenos Aires, han descubierto que el Viagra ayuda a superar los efectos del jet-lag. ¿Cómo? El método más clásico: le dieron Viagra a un grupo de hamsters y a otro no, y los sometieron a un proceso desordenado de prendido y apagado de luces. Nuestros compatriotas latinoamericanos nos han dado una razón extrasexual para hacerle caso a esos mensajes que llegan todo el tiempo...

El siguiente caso no es tan "latinoamericano" porque se trata de una investigación conjunta, entre Harvard y la Universidad de Santiago, que sirvio para proponer un modelo matemático para determinar el patrón de generación de las arrugas en las sábanas.

No alcanza las cotas extraordinarias de otros IgNobels, como el premio a "Vicki L. Silvers de la Universidad de Nevada-Reno y David S. Kreiner de la Central Missouri State University, por su colorido reporte 'Los efectos de un subrayado inapropiado preexistente en la comprensión de lectura'" o ese clásico latinoamericano previo, no tan bienvenido, "Juan Pablo Davila, de Chile, incansable corredor de futuros financieros y ex-empleado de la compañía estatal Codelco, por instruir a su computadora a “comprar” cuando el entendía “vender”, y posteriormente procurar recuperar las pérdidas haciendo transacciones cada vez más improductivas, que en última instancia significaron una perdida del 0,5% del Producto Nacional Bruto de Chile. " Pero igual, señal que avanzamos.

¿No sabes que son los IgNobels? Explicación sencilla, en español. Explicación completa.

Aquí el video de la ceremonia.

PD: Si algún reconocimiento añoro secretamente, es un IgNobel. Sobre todo en los tiempos muertos durante viajes en avión, trato de imaginar qué investigación me permitiría ganarlo. Si tienen ideas, no tengo problema en compartir un premio con otra persona.

1 comentario:

Víctor dijo...

La verdad, Eduardo, podría ser motivo de una mesa en el Coloquio (plantear una investigación digna de un Ig): para escoger el tema o (ya esogiéndolo previamente) para implementarlo. Quizás en alguna reunión de esas "que hay que ir" tipo fin de año se podría usar una mesa de profesores para proponer investigaciones germinales....
:D

Víctor C.