jueves, 2 de julio de 2009

Twitter o la comunicación fática en los medios

Post algo técnico...

Leyendo posts recientes en la lista de la asociación de investigadores sobre Internet (AoIR) me atrapó una conversación sobre Twitter. Yo no lo uso ni me interesa mucho, pero el ángulo que le daban era interesante.

La cuestión de partida es simple: ¿por qué la gente twitea sonseras? Bernie Hogan del OII propone tres posibles respuestas (mi traducción):

1. La gente no sabe lo que es "interesante" y están probando, la llamada hipótesis del "tallarín en la pared": lancemos de todo y ver qué se queda pegado.
2. La gente que hace esto realmente crea que está promoviendo o difundiendo algo.
3. La gente quiere hacerse accesible a otros, y los twiteos mundanos ayuda a significar una impresión de "presencia conectada".

De todas las respuestas, la más interesante es la de Michael Zimmer de UW-Milwaukee: para él en estos casos, Twitter es un ejemplo casi perfecto de la comunicación fática, la comunicación que simplemente mantiene o establece lazos sociales, en vez de informar.

Un comentario posterior menciona a CNN, y su cintillo en el que permanentemente repiten información esencialmente trivial, o definida como Breaking News a pesar de haber ocurrido hace horas (el jueves por la noche la muerte de ya-saben-quién todavía era tratada como Breaking News).

No niego que en ciertas circunstancias Twitter y cualquier cosa similar tengan el potencial de ser útiles (aunque a veces sobredimensionemos su importancia, como en el caso de Irán: vean esta entrevista para poner las cosas en su sitio). Pero los medios, desesperados por demostrar su "adecuación" a la Internet, y su cercanía al lector, están cada vez más corriendo en la dirección de la trivialidad. Tenemos pues nuevos actores fáticos... los medios masivos terminan diciéndonos "estamos disponibles, igual que tú".

¿Pertinente? Lo dudo. Pero sí significativo. Estamos ante otra trasgresión, o ruptura entre los dominios de lo masivo y lo interpersonal, entre los actores individuales y los institucionales. Los medios, tan perdidos ante la andanada de la Internet, tratan de ser tus amigos. Lástima porque lo que quiero no es patería, es seriedad y calidad informativa. A lo mejor una cosa no colabora con la otra.
-

3 comentarios:

Frank Casas dijo...

Un día, el muy criticado Paul Lazarsfeld señaló que los medios otorgan estatus social. En esta caso (del Twitter) claro está, un estatus de acuerdo al grupo al cual queremos ser reconocido. Es lo que ahora podemos conocer como cibercultura (comunidad de la comunicación).

Saludos

melgarNEWS dijo...

En todo caso en twiter uno tiene la potestad de seguir lo que más le interesa, es un poco también, saber escoger a quien seguir. A mi me parece una maravilla, porque muchas veces nos enteramos de cosas que no salen en los medios de comunicación comunes, además podemos apreciar diferentes puntos de vista. Lo repito, me parece una maravilla.

María Isabel Guerra dijo...

Para las generaciones más jóvenes, Twitter es lo que para las nuestras fue el teléfono fijo con el que jugábamos al "cruce".

Mi teoría es que muchos están en Twitter simplemente para socializar, pero esta generación tiene una idea ligeramente distinta de la nuestra de lo que "socializar" significa.

El reto es que nosotros los entendamos a ellos... y que logremos que nos escuchen :)