lunes, 4 de enero de 2010

Bono: a mirar lo que hacemos y cobrarnos por la música

Bono tiene sus ratos buenos y sus ratos malos. Entre los buenos: el Achtung Baby!, el War, buena parte del Zooropa y del All that you can't leave behind. Entre los malos: sus poses, su obsesión pontificante, sus tours con ministros de economía de los EEUU. Ahora el Bono malo ha traído ideas para la década donde realmente no es posible compartir lo que piensa, más allá que algunos argumentos no sean malos.

En un artículo de opinión en la vieja señora gris, Bono Bonito plantea diez temas para considerar en los años que vienen. Descartando algunos que realmente no creo nos interesen mucho, la idea de volver a hacer que los autos sean "objetos sexuales" poniendo a Jonny Ive y a Steve Jobs a cargo de la industria suena a fumada en el backstage; esencialmente inofensiva pero igual, más bien sonsa.

La otra, que es motivo de críticas múltiples, es la necesidad de proteger la creatividad mediante el control del tráfico de Internet. Comparto el argumento de Bono: "Note to self: Don’t get over-rewarded rock stars on this bully pulpit, or famous actors; find the next Cole Porter, if he/she hasn’t already left to write jingles." No es el mejor representante de este punto de vista, dado que lo que parece es que solo le interesa defender su derecho a seguir llenándose de plata, con ligera evasión de impuestos de por medio.

Su argumento de fondo es que las industrias del video no tienen futuro a menos que se logre controlar los flujos de datos en las redes de Internet: el llamado es a que los ISP hagan Deep Packet Inspection, como se hace con los sospechosos de traficar con pornografía infantil en los EEUU y con el tráfico en general en China. Lindos ejemplos, dado que el primero requiere mandato judicial y el segundo, bueno, un país completamente controlado por un partido "comunista" que solo le interesa controlar todo. Es decir, poner a la Internet bajo la égida de un sistema de DPI solo para que los grandes estudios no tengan problemas con el consumo por redes P2P, ¿no es un poco desproporcionado? No solo eso, no es un argumento original, dado que su manager lo repite por todas partes hace años.

Pues sí, dicen entre otros, Ars Technica, Cory Doctorow, y los muchachones de Gizmodo. Los argumentos del señor Hewson son malos, porque de nuevo, prioriza el beneficio privado sobre los derechos del público, y además coloca una carga desproporcionada sobre una industria (los ISP) y encima, no ofrece garantía alguna de éxito. 3-0 contra Bono.
-

2 comentarios:

Daniel Salas dijo...

Hola, Eduardo:

Quisiera entender la diferencia entre los derechos "privados" y los del "público". El público consumidor es tan privado como el productor. ¿Por qué los derechos del "público" deben estar por encima del "privado? Saludos.

Eduardo Villanueva dijo...

Hola Daniel

Disculpa la demora en contestarte pero estuve medio desconectado.

Cuando hablo de los derechos del público me refiero al interés general de facilitar consumo, producción y participación para todos los ciudadanos. La posibilidad de un beneficio general (actores privados con intereses agrupados creando un beneficio público), en vez de la priorización de los beneficios individuales (actores privados con intereses privados).

En esta lógica "público" no es solo lo estatal, sino lo que lo que llamamos también "sociedad civil" defiende para el beneficio general, expresado en acciones individuales.